Yo me preparé en El Nacional
Patricio Arrué
Ingeniero Civil Mecánico
Magister en Ciencias de la Ingeniería
Universidad de Chile
“50% de lo que uno tiene que hacer para logra un objetivo como ingresar  a la universidad, viene de uno mismo, el otro 50% viene de un buen liderazgo, de un buen entrenamiento, este 50% tómenlo de Preuniversitario Nacional, yo sentí que fue mi complemento ideal”

 

Cuando conocí Preuniversitario Nacional, venía de un colegio que no daba todas las herramientas necesarias para entrar a la universidad,  y mi decisión de entrar a Ingeniería me hizo salir en busca de una solución. Primero  entré a un preuniversitario  popular, donde  facilitaban mucho material pero el problema es que no había dirección clara, yo no podía distinguir qué ejercicios eran preguntas tipo PSU, qué me servía realmente ejercitar. Necesitaba algo que me diera confianza.
Luego llegué a Preuniversitario Nacional, donde me ofrecieron las facilidades para hacer el preuniversitario a pesar de que mi familia no estaba pasando por un buen momento económico. Yo decidí aprovechar esta oportunidad.
Comenzando las clases, descubrí algo totalmente distinto: vi profesores muy dedicados y totalmente enfocados a lo que el DEMRE pedía en  la PSU, no solo conocimiento sino habilidades y estrategias. Eso es lo que yo buscaba. Reconocí un liderazgo que me dio confianza.
Viví una experiencia única que marcó el resto de mi vida: me ayudaron a perfeccionar mis metodologías de estudio y a mejorar mis estrategias de resolución de problemas. Por ejemplo: para  trabajar Geometría, usamos el Tangram. Tal como me recomendaron, practiqué constantemente, comprobando luego, al dar Ensayos PSU, que hacía  los ejercicios mejor y en menos tiempo.  Esta creatividad que desarrolla el Tangram me sirvió en la universidad,  la estrategia de buscar todos los componentes de un concepto y después combinarlos de acuerdo a un objetivo.
Esto es vivir una preparación personalizada, yo sentía que los profesores estaban trabajando constantemente en mi progreso, de acuerdo a mis características y resultados, gracias a ello aprendí a usar mi tiempo y  optimizar mis recursos,  hasta  alcanzar la meta de Ingeniería.
En Preuniversitario Nacional  desarrollé  la perseverancia, a trabajar detectando  falencias y potenciando lo que sé hacer bien, jamás decaer, eso me acompaña hasta hoy.
Yo recomiendo  el Nacional porque ofrece  algo distinto. Lo que antes señalaba, me llevó a dar la PSU con absoluta confianza, como un ensayo más y, lo más importante, me dio una estrategia para lograr resultados y ser reconocido en cualquier parte.